ONGinfo - Tu directorio de ONGs en internet
¿ Qué Noticia estás buscando ?

CCIDH

CCIDH: DARFUR LA GUERRA EN SUDAN

Publicado por CCIDH - 19/11/09

Niños en Darfur, Sudan
Niños en Darfur, Sudan

Sudán se desangra por una herida abierta desde hace tres años. Los niños de Darfur refugiados en los campamentos de la Cruz Roja, como el denominado Ruanda, comen una vez al día una mezcla de harina y agua en un bol.

El campamento recibió el nombre en honor a la nacionalidad de los 7.000 soldados de la Unión Africana (UA) desplegados en la zona, que sin embargo no pueden evitar que los niños sigan muriendo a causa de la desnutrición y la diarrea, provocada por el consumo de agua en mal estado.
La región de Darfur, situada al oeste del país africano, y limitada al norte por el desierto del Sahara Oriental, se desangra en una guerra civil desde febrero de 2003, cuando el Gobierno sudanés envió tropas a la zona para acabar con la insurrección de los habitantes de la región. Todos los intentos de mediación, más bien pobres, por parte de la comunidad internacional han fracasado. La actitud de Francia ha sido apoyar al Gobierno sudanés constituido, por entender que, a pesar de calificarlo como poco democrático, era lo más estable para la zona.

Estados Unidos y el Reino Unido han mostrado un vivo interés por el petróleo de la zona, y entre 2003 y 2004 Sudán ha doblado su producción petrolífera. El primer ministro británico, Tony Blair, declaró estar en contra de una intervención militar, y Estados Unidos decretó el embargo sobre la venta de armas a Sudán.

China también mostró interés en el conflicto hasta el extremo de enviar material militar a la región, según el último informe de Amnistía Internacional. Mientras tanto, mujeres y niños continúan muriendo en los campos de Kabkaia, Tawilla y El Fashir.

Sudán se desangra por una herida abierta desde hace tres años. Los niños de Darfur refugiados en los campamentos de la Cruz Roja, como el denominado Ruanda, comen una vez al día una mezcla de harina y agua en un bol. El campamento recibió el nombre en honor a la nacionalidad de los 7.000 soldados de la Unión Africana (UA) desplegados en la zona, que sin embargo no pueden evitar que los niños sigan muriendo a causa de la desnutrición y la diarrea, provocada por el consumo de agua en mal estado.
La región de Darfur, situada al oeste del país africano, y limitada al norte por el desierto del Sahara Oriental, se desangra en una guerra civil desde febrero de 2003, cuando el Gobierno sudanés envió tropas a la zona para acabar con la insurrección de los habitantes de la región. Todos los intentos de mediación, más bien pobres, por parte de la comunidad internacional han fracasado. La actitud de Francia ha sido apoyar al Gobierno sudanés constituido, por entender que, a pesar de calificarlo como poco democrático, era lo más estable para la zona.

Estados Unidos y el Reino Unido han mostrado un vivo interés por el petróleo de la zona, y entre 2003 y 2004 Sudán ha doblado su producción petrolífera. El primer ministro británico, Tony Blair, declaró estar en contra de una intervención militar, y Estados Unidos decretó el embargo sobre la venta de armas a Sudán.

China también mostró interés en el conflicto hasta el extremo de enviar material militar a la región, según el último informe de Amnistía Internacional. Mientras tanto, mujeres y niños continúan muriendo en los campos de Kabkaia, Tawilla y El Fashir.